Cuánto cuesta asegurar su inmueble contra todo daño
6 diciembre, 2015
Mostrar todo

Seguros de autos: el precio no es lo único que cuenta

Los usuarios no evalúan bien los servicios que ofrecen las pólizas. Aseguradoras afinan tácticas.

Tomado de El Tiempo

La posibilidad de que el costo del seguro para su vehículo dependa más de qué tan buen o mal conductor sea usted que de las tradicionales variables que utilizan las compañías, como el año de fabricación, valor y kilometraje, está cada día más cerca.

Varias aseguradoras de talla mundial, que tienen presencia en Colombia, se están valiendo de los avances de la telemática para conocer en detalle los hábitos de manejo de sus clientes y, con base en esa información, determinar el riesgo que estos les pueden representar a la hora de asegurarlos.

Así que, si usted es de los que conduce con exceso de velocidad por sitios que ofrecen poca seguridad, a horas de alto tránsito vehicular y, además, acostumbra utilizar su celular mientras maneja, tenga la certeza de que, a la vuelta de un par de años, asegurar el auto le saldrá mucho más costoso si no modera esos hábitos.

Nicolás Delgado González, presidente de QBE Colombia, dice que esta compañía ya trabaja bajo esos parámetros en Australia y está realizando pilotos en Argentina y Ecuador antes de implementarlo pronto en el país.

“Es lo que hacen las escuderías en la F1: miden todos los comportamientos del piloto mientras corre, frenadas, aceleradas, velocidad promedio; esto permite saber con precisión sus hábitos de conducción. Lo que se busca con esto es tener una oferta más lógica del seguro asociada el riesgo real y no solo al modelo del carro o cosas por el estilo”, explica.

Los siniestros con vehículos el año pasado le costaron a la industria aseguradora colombiana cerca de 2 billones de pesos, por lo que la incorporación de esa tecnología ayudará a reducir el costo de los siniestros y el valor de las pólizas a las personas, dicen los aseguradores.

“La telemática y el cambio hacia un seguro basado más en el uso permitirán a las aseguradoras proporcionar una cobertura personalizada y una fijación de precios basada más en el riesgo, con el fin de lograr mayor diferenciación respecto de la competencia”, indica la firma Sigma en su análisis ‘Distribución digital en el seguro: una revolución silenciosa’.

Más allá del precio

Aunque el costo de la póliza seguirá siendo un factor determinante, más en Colombia, donde está visto que las personas prefieren asegurar su carro antes que la vivienda o, incluso, su vida o la de su familia, los expertos consideran que esta no puede ser la variable más importante a la hora de elegir el seguro del vehículo, sobre todo en medio de la fuerte competencia que tiene a las compañías innovando en beneficios y asistencias.

Rainer Schellenberg, vicepresidente de Desarrollo de Negocios para AXA Colpatria, señala que lo primero es conocer las necesidades que se tienen dependiendo de si el vehículo es una herramienta de trabajo o de uso familiar.

Lo segundo, agrega, es no quedarse con la primera opción, pues no todas las pólizas que se ofrecen en el mercado tienen iguales coberturas, exclusiones, servicios asistenciales o manejan el mismo porcentaje de deducible, en caso de un accidente.

Pero, incluso en la selección de esos valores agregados, hay que ser muy precavido, pues en ocasiones estos pueden afectar el precio de la póliza sin que la persona lo note.

Delgado González, de QBE Seguros, señala que hay que tratar de encontrar un balance, entre el costo de la póliza y algo que se utiliza o no, es decir, que si es un servicio que le ofrece la compañía pero no representa una utilidad verdadera, lo mejor es no tomarlo o elegir uno que sí crea que puede serle útil.

Debido a que el costo promedio de los seguros para vehículo en Colombia viene cayendo, cerca de 600.000 pesos en los últimos siete años, según estimaciones de Fasecolda, gremio de esta industria, las compañías han tenido que innovar ofreciendo otros valores para atraer un mayor volumen de clientes.

“En AXA Colpatria, además de las asistencias tradicionales como conductor elegido, grúa en caso de varada, se ofrecen beneficios como el pago (de daños) en sitio, que funciona para accidentes de tránsito simple en los que el asegurado afecte el vehículo de un tercero. Allí recibe asistencia especializada para conciliar con el afectado, entre otros”.

Otros beneficios, además del conductor elegido, que lo ofrece la mayoría de aseguradoras para cuando la persona no está en capacidad de conducir, son el suministro de otro auto, mientras se repara el del asegurado, rebajas en el deducible como garantía en tiempo de reparación y asistencias para el hogar.

A la hora de comprar póliza

Para diseñar el seguro a la medida, tenga presente lo siguiente:

  • Cobertura: No es la misma en todas las pólizas del mercado. Elija la que lo ampare frente al mayor número de riesgos, como robo parcial o total del auto, daños a bienes o personas, defensa jurídica, asistencia legal, gastos médicos.
  • Asistencia: Busque una compañía con cobertura nacional. Un imprevisto, como varada o accidente, puede pasar en cualquier momento y lugar.
  • Costos: Sea muy selectivo al elegir las asistencias. Algunas pueden generar sobrecostos según el uso que les dé o la frecuencia.
  • Indague: Exija al asesor toda la información de coberturas, asistencias y exclusiones, es decir, lo que no estará cubierto, y cuando firme tenga la certeza de que todo le quedó claro.

Chat por WhatsApp